UN MENSAJE IMPORTANTE

1DE ENERO, AÑO NUEVO

 

No es el mensaje, ni de un Jefe de Estado, ni del Santo Padre, ni de alguién importante, es de un pobre creyente, uno como vosotros y que con la ayuda de la Palabra de Dios os lo envía de todo corazón.

 

 

Wowww!!! ¡ ¡Qué rápido se nos va un año! El tiempo pasa volando y no nos damos cuenta. Ayer era otro año pero hoy es otro, aunque no parece haber ninguna diferencia, pero hoy es Año Nuevo. ¿Y qué tiene hoy de diferente? Nada, todo sigue igual, el mismo sol, los días iguales, el mismo aire, el mismo ‘ambiente’, la misma semana, solo el número del año es diferente. ( y éste un día más) Pero… tú puedes hacerlo diferente, no solamente tu vida, sino la de tu familia, la de tu comunidad, tu pueblo, tu país, el mundo… Poniendo un granito de arena, cada cual podemos hacerlo. Lo importante no es si ayer era otro año y hoy ya es otro. Lo que verdaderamente importa es que lleguemos al  nuevo día haciendo una diferencia. ¿Cómo? Buscando la paz, amor, teniendo fe, esperanzas, modificando actitudes, ayudando y sirviendo a l os demás, acercándote a Dios para caminar de su mano…

  

Amigos, compañeros internautas y demás hierbas que pululais con mensajes el espacio exterior de vuestros hogares, expongo este decálogo y mensaje poco tradicional de Año Nuevo, que espero lo acojáis con la buenaventura, con la fe y la esperanza que os lo esribo yo.

Aprovecho este mensaje para mandaos a través de las ondas y por este espacio circundante de nuestro planeta un fuerte abrazo.

 

EL DECÁLOGO 

ENTUSIASMO: Para ver siempre hacia delante.
FELICIDAD: Para mantenerte alegre.
ESPERANZA: Para mantenerte feliz.
ÉXITO: Para mantenerte anhelante
RIQUEZAS: Para satisfacer tus necesidades
FE: Para desterrar la depresión.
DECISIÓN: Para hacer que cada día se mejor.
PROBLEMAS:Para mantenerte fuerte.
PENAS: Para mantenerte humano.
FRACASOS: Para mantenerte humilde
.

 

¿Por qué nos desea este hombre los tres últimos?…  

Para educar a un niño alguna vez hemos tenido que darle una nalgada aunque nos haya causado dolor… Pero ha sido, quizás no para un beneficio inmediato, pero si a largo plazo… Todo aquello que nos fortalezca y sea para abrirnos los ojos, quizás sea necesario que suceda, aunque sea esporádicamente…   

Recuerdo ahora una frase de Jesús: ‘Teniendo ojos ¿no ven?, y teniendo oídos ¿no oyen?’(evangelio de San Marcos 8:18) 

 Él sabía, lo que ya San Pablo le dijo a Timoteo: ‘Predica la palabra, en tiempo favorable y en tiempo  desfavorable… con gran paciencia, ocúpate en el arte de enseñar… Porqué habrá un tiempo que no soportarán la enseñanza sana, si no que de acuerdo con sus propios deseos acumularán para si mismos maestros que les  regalen los oídos, apartarán sus oídos de la VERDAD, puesto que serán desviados a CUENTOS FALSOS…

(carta de San Pablo a Timoteo, capítulo 4: versículos del 1 al 5)

 

‘PAZ SOBRE LA TIERRA A LAS PERSONAS DE BUENA VOLUNTAD’, (San Lucas 2:14)

 

¿POR QUÉ, AUNQUE LA DESEAMOS, NO LA HAY? Todo está escrito: ‘ En cuanto a los tiempos no hay necesidad que os diga nada… Cuando los hombres estén diciendo <Paz y Seguridad>, destrucción repentina sobrevendrá, al igual que la mujer que está en cinta… que no os alcance a vosotros hijos de la luz, hijos del día…

(Carta de S. Pablo a los Tesalonicenses, capítulo 5, versículos del 1 al 5)

 ¿Si La Palabra de Dios, se dice que es una lámpara?  alumbra nuestro corazón, el hogar, nuestra vereda,.

Siempre que la tengamos a mano y encendida. ¡Claro! ¿De que nos vale si la dejamos apagada, o encendida

 debajo de la cama, o en lugar que no se ve, ni alumbra…?  

(Evangelio de S.Mateo capítulo 5, versículos 15 y 16)

 

 

 
Anuncios