Fotografía de la Historia: el terremoto de San Francisco de 1906
Posted by Javier Gómez April 2, 2007

EL TERREMOTO DE 1906

San Francisco era, desde mediados del sigo XIX, una de las principales ciudades mineras del
país. En 1849, la Fiebre del Oro la había impulsado, convirtiéndose en poco tiempo en la
ciudad más pecaminosa del continente, como la llegó a describir el escritor Ausbury. El 17 de
Abril de 1.906 la ciudad se vistió con sus mejores galas para asistir a la representación de la
ópera “Carmen” en el teatro de la ciudad. Se celebró el éxito con todo el lujo y esplendor
posible propio de aquella época. La noche era cálida y agradable… A las 5 y 12 minutos de la
mañana, cuando la ciudad aún dormía con la resaca de la tarde anterior, de aquel 18 de abril
de 1.906, San Francisco se vio sacudido por un terremoto de 7,8º en la escala Richter. La
desgraciadamente famosa falla de San Andrés ocasionó en pocos minutos una de las
mayores catástrofes de la Historia de la Humanidad. La ciudad era un gran depósito de gas
subterráneo que con los movimientos sísmicos que se dieron posteriormente, y que se
habían visto dañados con el Gran Terremoto, saltó por los aires. Durante días, los incendios
asolaron la “París” de América. Las llamas comenzaron en el centro de la ciudad y
rápidamente se extendieron por todo el Distrito Financiero. En pocas horas alcanzaron las
colinas que la rodean. Las instalaciones de agua de toda la ciudad se habían roto, y era
materialmente imposible hacer llegar agua a la ciudad para apagar el desolador incendio. De
400.000 habitantes que tenía la ciudad, 300.000 se quedaron si hogar.

Como Jack London, famoso escritor, dijo tras el terremoto de San Francisco de 1906, de la
ciudad sólo quedó el recuerdo… 

  THE BIG ONE

Enviado el Martes, 09 enero a las 01:20:48 por biohazard 

a Misterios.com  

 

 

 

Según algunos sismólogos estadounidenses, el Big One será el terremoto de magnitud superior a 8 grados en la escala de Richter e intensidad XI que arrasará las costas de California.

 

 

El detonante podría ser una pequeña falla bajo la ciudad de Los Angeles descubierta en 1987, después del terremoto de Whittier Narrows (de 5,9 grados en la escala de Richter y 8 muertos), con 25 millas de largo y 15 de ancho. Está situada en una de las zonas de mayor peligro sísmico del planeta, donde las placas tectónicas del Pacífico se deslizan por debajo de la placa de América      

 

del Norte, lo que origina enormes tensiones que a veces dan lugar a terremotos. La falla de Puente Hills fue descubierta en 1987, después del terremoto de Whittier Narrows y, según un informe del Centro de Seísmos de California del Sur, la magnitud de los terremotos que se podrían producir en esta falla pueden alcanzar los 7,5 grados Richter.  

 

 

La falla de San Andrés en foto aérea.    La elevada intensidad que puede llegar a alcanzar preocupa más a los científicos que la falla situada a las afueras de Los Ángeles, la famosa San Andrés.    

 

En los últimos 11.000 años, ya se han producido en esta falla por lo menos cuatro seísmos de una magnitud de entre 7,2 y 7,5 en la escala de Richter. Sin embargo, los científicos han llegado a la conclusión de que el ‘Big One’ tiene pocas posibilidades de suceder hasta dentro de 3.000 años.  

 

Los sismólogos del Centro de Seísmos de California del Sur, dependiente del Servicio Geológico Nacional estadounidense, han realizado un por ordenador un simulacro de la falla y su ruptura. Con un seísmo de una magnitud de 7,5, podrían alcanzarse las cifras de 18.000 muertos y alrededor de 268.000 heridos. Esta catástrofe conllevaría el colapso de los servicios sanitarios de Los Ángeles, sin contar con que se debería dar albergue a 211.000 familias que habrían de perder sus hogares, además de otras 735.000 que deberían abandonarlos por peligro de derrumbe. 25.000 millones de dólares sería la cifra a al que llegarían los costes del desastre…

 

¿Toda una leyenda o por el contrario se hará realidad?

 

 

 

 

Anuncios