Domingo, 11 de febrero de 2001 – Número 278

CONFLICTO | EL SÍMBOLO DE CATALUÑA

Lío en el monasterio
MONSERRAT, símbolo de la cultura catalana, vive inmerso en una guerra fratricida por algo tan terrenal como el poder. En el monasterio conviven 90 religiosos, tres generaciones entre las que existe un frente «gay»

Montserrat siempre ha sido algo más que una montaña. Y algo más que un monasterio. Las piedras desnudas, cubiertas a menudo por un mar de bruma, fueron lugar sagrado incluso en la época precristiana. Pero fueron los benedictinos, instalados aquí desde el año 1025, los que la convirtieron en «faro, meta y símbolo» de Cataluña

 Imagen

El monasterio, que en el año 2025 cumplirá su primer milenio, también está en crisis económica, pese a que recibe la visita anual de 2,5 millones de peregrinos. El monasterio también está en crisis económica. De ahí que los monjes hayan puesto en marcha la Fundación Abadía de Montserrat 2025, para reunir fondos de cara a la celebración del milenario de Montserrat, en el año 2025, y explotar debidamente el flujo de los 2,5 millones de peregrinos que se acercan anualmente a la montaña sagrada. Pero esa política implica que los monjes pierdan el control de los exteriores del Sinaí catalán, en manos ahora de un consorcio.

 

«En el cenobio hay un mal rollo evidente. Algunos monjes llevan lustros sin hablarse. Es como una familia que arrastra profundas desavenencias desde hace años. En el fondo, no se acaban de fiar unos de los otros», confiesa un fraile catalán muy ligado al monasterio.

El jesuita-psicoterapeuta y director del Centro de psicoterapia y crecimiento personal, José Antonio García Monje es una de las mayores autoridades en el estudio de los trastornos psicológicos de la vida religiosa. Sin referirse en concreto a Montserrat, asegura que «es obvia la existencia de homosexuales en conventos y monasterios, pero su tasa no difiere de la que se pueda dar fuera». Eso sí, el experto jesuita sostiene que «una vida cerrada fomenta la homosexualidad, sobre todo entre las mujeres».

Además de frailes homosexuales y monjas lesbianas, por la consulta del padre García-Monje pasan todos los años numerosos religiosos y religiosas, víctimas de depresiones, crisis existenciales («¿Es éste mi sitio?»), ataques de pánico y crisis de angustia. Y aunque no hay estadísticas fiables sobre estos fenómenos, el experto jesuita reconoce que «la clausura puede influir, ya que se trata de un círculo cerrado que interacciona con pequeñas neurosis».

DESTERRADOS
Raguer, de personalidad dura e incisiva, ingresó en Montserrat a los 25 años, tras haber sido detenido en 1951, durante la huelga de tranvías de Barcelona, y permanecer siete meses preso. Compañero de activismo antifranquista de Jordi Pujol y Joan Reventós, es un estudioso de la guerra civil. Raguer comparte destino con André Soler, que se ocupaba del personal contratado del santuario.

 

http://www.elmundo.es/cronica/2001/CR278/CR278-04.html

http://www.taringa.net/posts/info/16525672/Wikileaks-informe-CIA-Vaticano-ano-2010.html

 http://www.mundoconmisojos.es/orden-de-detencion-contra-el-papa-francisco-i/

Imagen

 

 

Anuncios