El 90% de los votantes del PP y el 75% de los socialistas se declaran católicos

Es importante aprender a escoger autoridades y trabajar arduamente una vez que la persona electa asuma el cargo, sea por quien votamos o no. Esa es una actitud cristiana que la Biblia, un libro de gobierno, nos enseña, así como nos orienta sobre la forma apropiada de asumir autoridad en nuestra vida. Todos gobernamos y tomamos decisiones diariamente, así que podemos fundamentar nuestra decisión para elegir autoridades, evaluando cómo los candidatos han gobernado su vida. Abre los ojos y evalúa las opciones objetivamente, pidiendo sabiduría a la suprema autoridad del Señor.
 
El pueblo de Israel y sus gobernantes, nos enseñan sobre el proceso que se enfrenta para vivir en paz. Al inicio, ellos no tenían reyes sino jueces y profetas, pero pidieron rey porque veían que otros pueblos se gobernaban de esa forma. Entonces, Dios les complace y Saúl fue su primer rey, pero no resultó bien porque desobedeció y fue sustituido por David. Las cosas mejoraron, sin embargo, vivieron una época de guerra. David incluso quería construir el templo, pero Dios le dijo que no porque fueron tiempos muy violentos. Así que el templo se construyó hasta que Salomón gobernó en paz. En Guatemala, como en muchos otros países, se han superado tiempos violentos. Hemos salido de esa época oscura y caminamos hacia tiempos de paz y democracia.
 
Quizá lo bueno vendría antes, tal vez los gobernantes tendrían mejores ideas y tomarían mejores decisiones si el pueblo doblara sus rodillas e intercediera por ellos, sin importar las tendencias políticas y conveniencias personales. Somos deshonestos delante del trono de Dios si oramos sólo por la persona que nos agrada. Lo justo es comprometerse con el Señor y con el bien de nuestro país, sin importar qué candidato gane las elecciones.

Hay que escoger personas correctas en todo sentido y situación. Nadie escogería un vicioso para trabajar en su empresa, Un corrupto para administrar la economía, ni un xenófobo para fomentar el racismo… etc. mucho menos para gobernar un país. Investiga quiénes son los candidatos para gobernadores, diputados, alcaldes y ministros. Debemos escoger gobernantes correctos y capaces, tal como dice la Palabra: “fieles e idóneos”, eficientes, diestros, hábiles y con valores. Nuestros líderes deben gobernar con la integridad de su corazón y la pericia de sus manos, como pedía el rey David al Señor.

Gobernar implica respeto a las jerarquías. En el reino de Dios, el orden es importante, primero está el Padre quien es la cabeza de Cristo. Luego está Cristo como cabeza del hombre. HOY MÁS QUE NUNCA SE CUMPLE UNA FRASE BÍBLICA… “El hombre ha dominado al hombre para perjuicio suyo” (Eclesiastés 8:9). Imagen

 

Texto (Santiago 5, 1-6).

a. Y ahora, vosotros, los ricos, llorad y lamentaos por las desgracias que os han tocado. Vuestra riqueza está corrompida y vuestros vestidos están apolillados. Vuestro oro y vuestra plata están herrumbrados, y esa herrumbre será un testimonio contra vosotros y devorará vuestra carne como el fuego. ¡Habéis amontonado riqueza, precisamente ahora, en el tiempo final!

b. El jornal defraudado a los obreros que han cosechado vuestros campos está clamando contra vosotros; y los gritos de los segadores han llegado hasta el oído del Señor de los ejércitos. Habéis vivido en este mundo con lujo y entregados al placer.

c. Os habéis cebado para el día de la matanza. Condenasteis y matasteis al Justo. Él no se ha resistido. 

El texto no necesita largo comentario, pues lo que dice resulta cristalino.

 

Anuncios